Santo Niño Capuchino

Categories: Historias del convento

santo niño capuchino

Santo Niño Capuchino de L’Olleria

Era costumbre en los monasterios contemplativos que cada religiosa llevase en la dote una imagen del Niño Jesús. Estas imágenes eran conservadas y cuidadas por cada monja, y los vestían de variadas formas, con los distintos colores del año litúrgico, de pastores, reyes, monaguillos, sacerdotes, obispos, con los instrumentos de la pasión, resucitados, con trajes regionales, y un larguísimo etc.

También existía la costumbre de sacar alguno de estos Niños, y pasarlo de casa en casa, así como en L’Olleria circulaban cuadros y capillas de la Divina Pastora. Estos eran Niños limosneros, que iban recogiendo pequeñas aportaciones muy valiosas para los monasterios de clausura. Una buena forma de distinguir los Niños de diversos monasterios era vestirlos con el hábito de la Orden. Con el tiempo, la costumbre también pasó a las órdenes masculinas, así como a diversas cofradías y hermandades.

santo niño capuchino

Santo Niño Capuchinos de San Luis Potosí

Entre los Niños Capuchinos, es muy famoso el del monasterio de Monjas Capuchinas de San Luis Potosí, en México. Es conocido también bajo el nombre de Padre de los Pobres y Santo Niño de la Luz (por uno de sus milagros). El primer milagro de esta imagen ocurrió en la primera de las casas que visitó, el 27 de mayo de 1923. Fue en casa del señor Tirso Ortuño, donde se preparó un altarcillo sobre el piano, con flores y una vela. En la familia había una niña paralítica, María de la Luz, y la llevaron a la habitación donde estaba el Niño, mientras la familia fue a sus quehaceres. La Providencia quiso que la vela incendiase el altarcillo, y la niña, a gritos, intentó llamar a la familia, que no la oyó. Y en un impulso, se encontró apagando ella misma el fuego, curada milagrosamente de la parálisis.

Oración al Santo Niño Capuchino

Ya estoy a los pies del Santo Niño; ya estoy en la presencia de Jesús, Padre de los Pobres, y mi corazón se consuela y mis esperanzas se renuevan. ¿Quién me podrá dañar si él está en mi favor? ¿Qué tempestad no se disipará con su dulcísima mirada? ¿Qué espíritu infernal podrá resistir a su Santo y Adorable Nombre? ¿Qué aflicción podrá quedar sin remedio, si con fe le invoco? ¿Qué amargura, qué tristeza, qué dolor, podrá quedar sin consuelo si le invoco con todos los alientos de mi afligido corazón? Gracias, Divino Niño, porque me inspiraste venir a ti: infeliz de mí si tu inspiración hubiera despreciado, no tendría la dicha que tengo ahora de estar en tu presencia contemplando tu rostro celestial y bondadoso, que a tantas almas ha inundado de las más dulces y encantadoras esperanzas. Santo Niño, con el corazón hecho pedazos por la amargura, el sufrimiento y el dolor, vengo a implorar piedad de ti con mis suspiros y mi llanto. Vengo a decirte con la más grande confianza de mi alma: Santo Niño Milagroso, sálvame y socórreme en la angustiosa pena que me aflige. A ti Niño misericordioso me acojo en la presente necesidad como a mi único asilo y refugio; a ti quiero con toda el alma y postrado a tus pies te adoro y digo que aborrezco todo aquel tiempo que mi corazón admitió otro dueño más que a ti, dulce esperanza de los mortales. Escucha Niño Santo las súplicas que te dirijo desde el fondo de mi atribulado corazón y se me propicio. Amén.

Author: Capuchinos

One Response to "Santo Niño Capuchino"

  1. SERGIO R VALLE RUBIN
    SERGIO R VALLE RUBIN Posted on 31 diciembre, 2016 at 04:08

    quisiera conocer la direccion y el telefono y a quien debo dirigirme del monasterio de monjas capuchinas de san luis potosi, ya que lo he buscado en internet y no encuentro los datos solicitados y trate de comunicarme con ustedes y el telefono no existe. estoy llamando desde la ciudad de mexico

    gracias